Hablamos-con-nosotros-mismos-unas-14-horas-diarias
Lifestyle

Háblate con cariño

¿Te has parado a pensar en cómo te hablas?

Todos tenemos un diálogo interno, conversamos con esa vocecita mental todo el rato. A veces hablamos con ella como si fuera otra persona y otras nos hablamos directamente. Este diálogo interior es sumamente importante porque programa y define el concepto que tienes de ti como persona. Es decir, vas a ser aquello que pienses que eres. Si piensas que eres valioso vivirás de acuerdo a esa afirmación. Si, por el contrario, piensas que eres poco importante estarás construyendo una realidad en la que, efectivamente, apenas importas. ¿Qué te parece? Asombroso, ¿verdad? Es impresionante el impacto del diálogo interior en nuestra vida.

Hablamos con nosotros mismos una media de 14 horas diarias y, en este diálogo, el 80% de las cosas que nos decimos son negativas. Cuando dejamos, por desconocimiento, que nuestro pensamiento vaya en piloto automático tendemos de manera natural a la negatividad y al pesimismo. ¡Nos saboteamos!

Hablamos-con-nosotros-mismos-unas-14-horas-diarias

Es verdad que parte de esos pensamientos negativos son necesarios, son aquellos que nos permiten sobrevivir y no meternos, por ejemplo, por una calle oscura en plena noche cuando vamos solos. Esos pensamientos negativos no los vamos a erradicar, ni tampoco queremos hacerlo.

Pero los pensamientos negativos que nos sabotean cuando queremos cambiar de hábitos, cuando queremos ser una mejor versión de nosotros mismos, esos pensamientos limitantes hay que eliminarlos de nuestro diálogo interior.

Si nos esmeramos en ser amables, educados, cariñosos con las personas que nos rodean, ¿por qué no serlo con nosotros mismos? Un diálogo interno positivo nos ayudará a confiar en nosotros mismos y en nuestras habilidades, nos va ayudar a estar más tranquilos y, por tanto, a estar más a gusto con nosotros mismos y ser más felices.

Pensamientos, aparentemente inocuos, como “ya estás otra vez igual” o “yo no puedo hacer eso” generan creencias limitantes que se aferran a nosotros condicionando las decisiones que tomamos y cómo actuamos, es decir, estos pensamientos negativos influyen directamente en los resultados que obtenemos.

Hay una cita de Frank Outlaw que ilustra, bastante bien, el mensaje que quiero trasmitirte con ese post:

“Vigila tus pensamientos, se convierten en palabras.

Vigila tus palabras, se convierten en acciones.

Vigila tus acciones, se convierten en hábitos.

Vigila tus hábitos se convierten en carácter.

Vigila tu carácter, se convierte en destino.”

Frank Outlaw

 

Así que, cambia el tono de voz con el que te hablas, cambia ese tono crítico por uno amable, no te desprecies ni te insultes, cambia la conversación. En vez de  “ya la he fastidiado otra vez” piensa “no me ha salido como yo quería, ¿cómo lo puedo hacer mejor?”. En definitiva,

¡Háblate con cariño!

Háblate-con-cariño

Y tú, ¿cómo te hablas? Si quieres mejorar tu diálogo interior y deshacerte de tus creencias limitantes respecto a la alimentación podemos trabajar juntos en sesiones de coaching para conseguir cambiar el tono con el que te hablas, mejorando así tu relación contigo mismo y, por tanto, deshaciéndote del autosabotaje.

Recuerda que puedes seguirme por Facebook, Instagram y Twitter, así no te perderás ningún post sano y molón. Si quieres más información sobre mis servicios puedes ponerte en contacto conmigo por email o a través del formulario contacta.

Muchas gracias por leerme.

¡Qué tengas un gran día!

Xiana

 

2 comentarios en “Háblate con cariño”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s