Fortalece-tu-fuerza-de-voluntad.
Lifestyle

Fortalece tu voluntad

Continuamente te hablan, incluso yo, de tirar de fuerza de voluntad para comer mejor, para hacer ejercicio regular, para dejar malos hábitos, etc. Pero ¿qué pasa si nuestra fuerza de voluntad está débil? Lo normal es que nos sintamos mal con nosotros mismos por lo que nuestro diálogo interior será negativo y nuestra autoestima quedará por los suelos.

Tener una gran fuerza de voluntad está directamente relacionado con el éxito en la vida. Las personas con una mayor fuerza de voluntad suelen ser socialmente más competentes, tener mayor éxito académico y profesional, tener hábitos más saludables y son más felices.

No te preocupes si tu fuerza de voluntad está un poco floja porque, como dice mi madre, “para todo hay solución en esta vida”. Hoy te cuento 5 cosas que puedes hacer para fortalecer tu voluntad y que nada pueda detenerte.

Fortalece-tu-fuerza-de-voluntad.

1. Mejora tu estado de ánimo.

Tener un diálogo interior positivo te ayudará a estar de mejor humor y a tener una mejor autoestima. Por tanto, como ya te conté en el post de la semana pasada, háblate con cariño.

Ya sé, ya sé, no siempre “pecas” por falta de autoestima, hay momentos en que te sientes triste, estresad@ o enfadad@, y es en esos momento cuando te falla la fuerza de voluntad. ¿Qué puedes hacer en esos casos? Ponerte en movimiento: ve a caminar, ponte a saltar o pon esa canción que siempre te arranca una sonrisa y baila.  El movimiento ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo de forma efectiva y en poco tiempo. Así evitarás caer en la tentación.

2. ¡Prémiate!

Cuando consigas a base de fuerza de voluntad no caer en un mal hábito hazte un regalo. Mi consejo es que te regales sensaciones y experiencias, como dedicarte tu mejor sonrisa, escuchar tu música favorita, ver un video gracioso, cogerte una hora solo para ti, ir al cine, un masaje, etc.

El autoregalo es una manera muy efectiva de fortalecer la voluntad. En un estudio de la Universidad de Florida los científicos pusieron a prueba la fuerza de voluntad de los participantes en el experimento. Tenían que ser capaces de resistir a una determinada tentación.

Al primer grupo, les dieron regalos inesperados o les mostraron un vídeo gracioso. Al otro grupo, no se les dio ningún tipo de recompensa positiva.

¿Qué pasó? Pues el primer grupo mejoró significativamente su capacidad para resistir la tentación más tarde.

Así que ya sabes, ¡prémiate!

3. Medita.

La meditación trae a tu vida infinidad de cosas buenas: reduce el estrés, mejora nuestra gestión de las emociones, aumenta la creatividad, mejora las relaciones, etc. Y, por supuesto, mejora la fuerza de voluntad.

Meditar.

Seguro que no es la primera vez que alguien te habla de las bondades de meditar y, si no lo has probado aún, es muy probable que sea porque crees que meditar es muy difícil.

Bien, lo primero: olvídate de dejar la mente en blanco, porque la única forma de conseguirlo es no estar vivo y, claramente, esta no es una opción. Cuando se dice que hay que borrarlo todo de tu cabeza lo que realmente se quiere decir es que debes aprender a centrarla en algo, evitar que la mente se disperse y salte de pensamiento en pensamiento constantemente. Para meditar, se debe tener, obligatoriamente, un objeto de meditación, más físico y real cuando se es principiante, y más sutil cuando uno tiene una práctica avanzada.

Para empezar ponte cómod@. Postura relajada, lugar agradable, silencio, etc. Un buen momento y lugar para empezar es justo antes de irnos a dormir. Siéntate cómodamente en la cama y dedica 10 minutos a relajarte y pensar en tu respiración.

“Darte cuenta de que respiras es algo especial. Al dirigir la atención a tu respiración mientras estas respirando, estás presente en ese momento. No en el ayer, no en el mañana, si no en este preciso momento. Y del ahora es de lo que se trata” – fragmento del libro “Tranquilos y atentos como una rana“. (Os lo recomiendo, es un libro para introducir a los niños en la meditación, pero a mí me ha ayudado mucho y eso que ya soy mayorcita.)

4. Perdónate.

El sentimiento de culpa por haber fallado, además de generar angustia y malestar, agota la fuerza de voluntad. Así que la próxima vez que vaguees y no vayas a hacer ejercicio, o qué comas algo poco saludable, no te dejes arrastrar por los remordimiento porque entonces es más probable que vuelvas a vaguear o a comer alimentos poco recomendados. Se compasivo contigo mismo, perdónate y no encadenes errores, esa es la forma efectiva de mantener tu fuerza de voluntad y tus hábitos saludables.

5. Entrena tu voluntad.

Al igual que un músculo puedes entrenar tu fuerza de voluntad. ¿Y cómo lo hacemos? Con constancia, trabajando con ella día a día. Puedes ponerte pequeñas metas a conseguir, deben ser sencillas al principio y poco a poco ir aumentando en complejidad, por ejemplo: hablar con oraciones completas, no criticarte en todo el día, mantener buena postura, etc. Para acordarte mejor de tu meta puedes sentarte o ponerte en pie cada vez que falles, este tipo de acciones te ayudarán a mantener la atención.

 

Cerebro.

Espero que esta información te halla sido de utilidad, como lees, la fuerza de voluntad también se entrena y es una herramienta fundamental para conseguir llegar a donde quieras.

¡Ánimo tú puedes!

 

Cuéntame en comentarios qué es “eso” que siempre consigue quebrar tu voluntad. A mí, por ejemplo, me cuesta horrores decir “no” a un postre de chocolate después de una super comida. Da igual que esté a reventar, si es de chocolate, lo quiero. Así que me pongo desde ahora mismo a entrenar mi fuerza de voluntad. ¿Te unes?

Recuerda que puedes seguirme por Facebook, Instagram y Twitter, así no te perderás ningún post saludable y molón. Si quieres más información sobre mis servicios puedes ponerte en contacto conmigo por email o a través del formulario contacta.

Muchas gracias por leerme.

¡Qué tengas un gran día!

Xiana

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s