Power-walking
Ejercicio

¡Únete al Power Walking!

El Power Walking es una estupenda alternativa  para la gente que no puede, o no quiere, correr. Caminar rápido es también la opción ideal para aquellas personas que quieren hacer deporte de forma moderada pero no tienen un estado físico óptimo. Otra ventaja es que no hay que invertir en gimnasio y cualquier ropa cómoda que tengas es válida, así que nos quitamos de encima la excusa “no tengo dinero” como justificación de no hacer ejercicio.

Únete-Power-Walking

Pero, ¿qué es el Power Walking?

El Power Walking, o Smart Walking, es una forma de caminar en la que debemos tener en cuenta ciertos parámetros como el control postural, la intensidad, los cambios de ritmo y la duración de cada sesión.

La técnica de Power Walking se basa, principalmente, en el control postural del cuerpo. Los puntos básicos son:

  • Hombros atrás y abajo.
  • Cabeza arriba. Llevar siempre la vista al frente, a unos dos metros de nosotros, para evitar arquear la zona cervical.
  • Pecho arriba.
  • Mantener siempre el abdomen activado. Es decir, llevar el abdomen  levemente contraído para proteger la zona lumbar.
  • Tener siempre un pie en contacto con el suelo.

Hay que vigilar no coger malas posturas como descolocar la cadera o cruzar los brazos por delante del pecho. El braceo debemos realizarlo de forma suave y acompasada, adelantando el brazo contrario a la pierna que proyectamos hacia adelante, y hacerlo al ritmo de la marcha, sin cruzar los brazos por delante del cuerpo ni elevarlos demasiado. Debes corregir la postura mientras caminas, y poco a poco acabarás adoptando la forma correcta de manera natural.

En cuanto a la velocidad se recomienda un ritmo rápido, entre 6 y 9 kilómetros hora. El tiempo de duración puede ser entre 45 y 60 minutos para las personas que quieran hacer un ejercicio moderado de manera regular y 120 minutos para los deportistas con mejor fondo físico. Estas caminatas se pueden practicar entre 3 y 6 días a la semana con uno de descanso para recuperar el tono muscular.

Si llevas sin hacer ejercicio mucho tiempo, o no lo has hecho nunca, te aconsejo que empieces caminado unos 10 minutos la primera semana, sube a 15 la segunda, y así sucesivamente hasta llegar a los 45 minutos. Verás como cada día te sientes mejor y cada vez te apetece más ir a hacer ejercicio.

Power-walking

¿Que beneficios obtendrás de la práctica del Power Walking?

Lo primero, es una actividad que puede realizar todo el mundo, independientemente de su condición física y edad.

El Power walking es un deporte menos exigente biomecánicamente que otras actividades o deportes como el running o la marcha atlética. Al carecer de fase de vuelo (uno de los dos pies está siempre en contacto con el suelo), las articulaciones sufren un menor desgaste.

Al caminar rápido el ritmo de pulsaciones se mantiene en una zona moderada (entre el 65 y el 75% de nuestra frecuencia cardíaca máxima), lo que permite al organismo:

  • Quemar grasas.
  • Mejorar la circulación sanguínea y la oxigenación general del cuerpo, así como disminuir la tensión arterial y el colesterol  (mejorar el sistema cardíaco).
  • Prevenir la diabetes, porque favorece considerablemente la capacidad de nuestro organismo para gestionar el azúcar y la insulina.
  • Retrasar la osteoporosis.
  • Aumentar la masa muscular, principalmente la musculatura del tren inferior y zona central: gemelos, glúteos y abdomen.
  • Aumentar la flexibilidad.
  • Reducir el peso.
  • Fortalece las articulaciones.
  • Mejorar la respuesta inmunológica, ya que se reduce la liberación de hormonas relacionadas con el estrés y aumenta ligeramente la temperatura corporal, ayudando al cuerpo a combatir infecciones que puedan hallarse en estado latente.
  • Mejora la tolerancia a la glucosa.

Un estudio de la American Heart Associaton comparó el Power walking con el running y la conclusión fue que caminar rápido parece ser un ejercicio más beneficioso que el correr porque, teniendo en ambas disciplinas un gasto energético similar, correr reduce el riesgo de hipertensión en un 4,2%, mientras que caminar lo hace en un 7,2%. Con respecto al riesgo de colesterol alto, correr supone una reducción del mismo de un 4,3%, mientras que caminar lo hace en un 7%. Finalmente, en cuanto a las enfermedades cardíacas, correr reduce el riesgo en un 4,5%, y caminar, en un 9,3%.

Por si todos estos beneficios no fueran suficientes el Power Walking por el simple hecho de practicar un deporte también ofrece beneficios psicológicos: aumenta la confianza y la autoestima, libera el estrés, disminuye la agresividad y la angustia y previene la depresión. Practicar deporte de manera regular favorece la liberación de diversas hormonas  y neurotrasmisores que inciden de manera positiva en nuestro organismo. La serotonina facilita la regulación del sueño y los estados de ánimo, las endorfinas reducen los niveles de estrés y ansiedad y la dopamina provoca un efecto adictivo a la actividad física. Este efecto enganche es el que nos lleva a la constancia algo que nunca debe faltar en un buen hábito saludable.

Si quieres aumentar las garantías de continuidad en esta nueva afición deportiva, una buena manera de hacerlo es saliendo a caminar en grupo, lo cual ayuda a adquirir el compromiso necesario para convertir esta actividad en un hábito. Sin embargo mi consejo es que al menos un par de veces a la semana vayas sol@, ya que es un un tiempo ideal para conectar contigo mismo y estar atento a tus necesidades y emociones.

¡¡¡Ánimo, tu puedes!!!

Ejercicio-grupo

Espero haberte convencido de unirte al Power Walking, si es así me encantaría que me lo dijeses en comentarios.

¿Qué es lo que más te ha gustado de este deporte?

Cuéntamelo en comentarios o, si prefieres, sube una foto a Instagram con el hashtag #saludableymolón mostrándome esos sitios geniales por los que pasas cuando haces Power Walking (no olvides etiquetarme @alimentacionsaludableejercicio).

Si se te sigue pareciendo difícil hacer ejercicio, pero realmente quieres hacerlo y comprometerte con este nuevo hábito saludable, no dudes en contactar conmigo, trabajaremos tus creencias limitantes, tus emociones relacionadas con el ejercicio, en sesiones de coaching y ¡juntos conseguiremos ponernos en marcha!

Puedes seguirme por Facebook  y Twitter, así no te perderás ningún post sano y molón. Si quieres más información sobre mis servicios puedes ponerte en contacto conmigo por email o a través del formulario contacta.

Muchas gracias por leerme.

¡Qué tengas un gran día!

Xiana

 

2 comentarios en “¡Únete al Power Walking!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s